Consejos para emprendedores Producto

Convierte un producto en el más deseado del mundo

  • Redactor:
  • 7 marzo, 2018

Esa es una pregunta bastante buena… Quizás una buena campaña de publicidad, una buena imagen de presentación, un buen slogan y ya está,  eso es lo que hará que cualquier objeto se vuelva el producto más deseado del mundo… ¿parece sencillo, verdad?

Es probable que lo parezca, pero no es nada sencillo lograr que todo el mundo quiera un producto, hay muchas variables que entran en juego a la hora de proponer un producto para que sea acogido por el mercado de manera positiva.  

No es algo tan fácil como hablar bonito de un objeto en particular, se trata de analizar muchos escenarios, pensar como lo clientes piensan y esforzarse por planificar los escenarios que pueden presentarse a la hora de realizar el emprendimiento.

No basta con solo alabar un producto, hay que pensar muy bien cómo lograr que una persona vea las ventajas de adquirir ese producto que ofreces, teniendo que adivinar cuales son las necesidades de esas personas y como tu producto puede ofrecerle una solución.

Aunque una cosa es muy segura, a pesar de lo difícil que pueda ser lograr el éxito de un producto en el mercado, lo principal que hay que tener en cuenta es que aunque el realismo es muy importante, hay que tener la mente despejada y pensar siempre en positivo, pues una mente positiva piensa mejor que una mente con malos pensamientos en su interior.

Es muy necesario saber que es el producto que ofreces, que lo hace valioso y que lo hace mejor cuando lo pones en comparación de otra cosa, básicamente tienes que saber qué es lo bueno y lo malo de ese producto que quieres que se vuelva lo más deseado del mundo.

¿Qué hay que hacer?

Lo más ideal es lograr familiarizarte al máximo con tu producto, pues los clientes siempre tendrán dudas, y te corresponde a ti ser quien les aclare y elimine las dudas, cosa que podría tonarse bastante incomodo si no estás familiarizado con tu producto.

Ya cuando sabes todo lo que hay que saber sobre tu producto, toca planificar quienes son las personas que pueden adquirirlo, es decir, saber qué tipo de personas podrían querer tus productos, basados en la relación valor/necesidad que tengan tus potenciales clientes.

La relación valor de un producto / necesidad de un comprador es lo que hace básicamente que algo sea deseable, pues por ejemplo, si una persona tiene hambre, y tiene 5 dólares, y ve que en una esquina venden una porción de pizza por 2 dólares, mientras que en otra esquina venden hot dogs por 1 dólar, ¿Qué escogerá para comer esa persona?

Pues bien, ahí es donde entra en juego la relación valor de un producto / necesidad de un comprador, pues en este caso, si la persona tiene mucha hambre, y tiene el dinero para comprar algo, lo más probable es que se decida por gastar el dinero en alguna de las opciones que mencionamos, así que ahí es donde entra el factor necesidad.

Ahora la pregunta es, ¿que comprara esa persona?, pues bien, ahí es donde toca identificar qué valor tiene un producto para una persona, en este caso en particular seria que le gusta más al comprador, una porción de pizza o un hot dog.

Por lo tanto es importante que el producto que estas deseando introducir en el mercado pueda mantenerse dentro del mismo, es decir, que si se agota el inventario existente puedas reponerlo con cierta facilidad y rapidez.

Otra cosa importante para hacer deseable tu producto es lo referente a su precio; pues lo que hace atractivo para un comprador cualquier producto además de lo necesario que pueda ser, es su precio.

Si es demasiado alto, muy pocos compradores, por no decir ninguno, lo verá deseable y no lo comprara, y si es demasiado bajo no te permitirá obtener ganancias, que hace que el producto no sea atractivo de producir para ti.

Así que lo idea es tener un producto que sea balanceado en cuanto a su precio, ni demasiado alto para tus compradores, ni demasiado bajo para no tener ganancias propias.

Por lo tanto lo mejor es que sea un producto cuyo costo de producción sea bajo, para que puedas asignarle un precio final que permite tener ganancias considerables y así lograr que el producto sea atractivo para ti como vendedor y productor del mismo.

Pasos para hacer deseable tu producto

Lo primero y lo más ideal es tener un plan, pues cuando planificas y piensas en los posibles que pueden encontrarse a la hora de tener un  producto se reduce la posibilidad de sufrir un contratiempo, pues siempre es bueno contar con un plan B.

Este plan será el plan piloto en el que probaras el desenvolvimiento de tu producto en el mercado, donde los compradores analizaran el valor del mismo y tú analizaras cuales son los usuarios a los que deseas dirigirte y ofrecer tu producto.

Lo segundo es saber cuál es el público al que quieres dirigirte, analizando y preguntándote quienes podrían ser tus potenciales clientes, pues al principio toca tener un reducido grupo de compradores interesados en tu producto, pues como se está iniciando, toca buscar y delimitar el campo de clientes con los que iniciaras la venta de tu nuevo producto.

Esto es importante pues no todo el mundo tiene las mismas necesidades, y por lo tanto no todo el mundo quiere y necesita adquirir el mismo producto, esta es la razón por la que existe tanta variedad en el mercado cuando de un producto en particular se trata.

Pongámoslo así,  el producto que deseas que todo el mundo compre es arena para gatos, así que pones a la venta sacos de medio kilo de arena para gatos, así que tienes que pensar, ¿a quien le puedo vender esta arena para gatos?, pues bien, acá es donde entra la lógica.

Ya sabes que no todo el mundo tiene gatos, así que puedes delimitar tu campo de posibles compradores formulando esta pregunta, ¿Si vendo arena para gatos, quienes podrían comprarme arena para gatos?

Es muy poco probable que puedas venderle arena para gatos a una persona que pues, no tenga gatos, así que reduces el margen de potenciales compradores  a personas que tengan gatos, que son los clientes que a largo plazo te interesan, pues son los que de quedar satisfechos con tu producto, volverán a comprar.

Pues así mismo, todo se trata de pensar quienes necesitan de tu producto y saber quienes le dan el valor que merece dicho producto.

En pocas palabras….

Para lograr que tu producto sea el más deseado en el mundo tiene que cumplir con lo siguiente:

  • Tiene que ser un producto que pueda dar solución a un problema de un grupo de personas, o en todo caso, lograr una mayor comodidad para esas personas.
  • Debe ser un producto que en caso de tener éxito, pues producir de acuerdo a la demanda que tengan tus clientes  y lograr mantener un inventario estable.
  • Debe ser un producto que permita la venta regular del mismo, pues así podrá mantenerse dentro del mercado con cierta estabilidad.
  • Debe tener un grupo de personas a las cuales puedas dirigirte y ofrecer tu producto.
  • El producto debe tener un precio de producción que sea bajo para que el precio final de venta te permita tener ganancias.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario